El gato negro y otros cuentos de horror.- Edgar Allan Poe

El gato negro y otros cuentos de horror
Edgar Allan Poe

Aula de Literatura –  Vicens Vives – Barcelona, 2003

libro de Allan PoeEste libro, bien impreso y con ilustraciones a color, no sólo es interesante por el contenido de las historias que recoge de Allan Poe, sino porque está pensado para cualquier estudiante de Literatura incluyendo una serie de propuestas de trabajo con una serie de textos auxiliares y algunas claves para determinados cuentos, así como el estudio de las fuentes documentales, además de unas buenas propuestas de trabajo para el análisis literario. No sólo eso, sino que a los cuentos les precede una amplia introducción con información muy sucinta sobre la vida de Edgard Allan Poe y las circunstancias que hicieron de él un escritor notable; se incluye, también, las reseñas de los cuentos recogidos en el libro con los sucesos, ambientes y escenarios que motivaron su escritura.

Edgar-Allan-Poe-Boston-Baltimore_1301579944_91477976_667x375Un libro, en fin, para disfrutar y aprender. Y un libro que nos sirve de pretexto para la ocasión de hablar de su autor, el escritor y poeta del siglo XIX, de ascendencia irlandesa,  hijo de actores de una pequeña compañía ambulante. La muerte prematura de su padre lo lleva a ser adoptado por una familia acomodada, de la que tomará el apellido Allan, y recibirá una educación esmerada; lo que nunca recibirá, en cambio, será la simpatía de su padrastro que había aceptado la adopción por imposición de su esposa, la cual sí quería a Edgar y siempre le profesó su cariño. Los problemas crecientes con su padrastro  lo llevarán a romper con él y tener serios problemas con la bebida. Tal vez esta circunstancia influyera en la leyenda negra que se orquestó sobre Poe retratándolo como “un genio libertino, malogrado por el vicio, enloquecido por el abuso del alcohol y las drogas, una mente enferma que transcribía en sus relatos las alucinaciones y los delirios de los que era víctima; un hombre, en fin, dominado por la perversidad y la envidia, como muchos de los personajes que pueblan sus narraciones” (pág. 21).

Tomemos, aparte de los relatos contenidos en el libro, los aspectos más relevantes que Manuel Broncano nos deja en su magistral introducción.

Si la leyenda negra –dice Broncano- ha sido desmentida y restaurada la imagen del poeta que explora de manera “siniestra y fatal” los personajes de sus obras debatiéndose entre la razón y la locura, nada puede borrar de la memoria su extraña muerte. Los Estados Unidos acababan de nacer como un país de colonos que expulsaron o aniquilaron a los nativos ara ocupar vastos territorios mientras la burguesía, como clase social dominante, se asienta en las grandes ciudades emergentes. En ese contexto, las campañas electorales iban acompañadas de actos de violencia y asesinatos. Probablemente Edgar Allan Poe fuera asesinado en una de esas jornadas electorales, siendo emborrachado para utilizar su voto y luego abandonado en la calle, donde apareció muerto.

No solamente los avatares de su vida y su propia muerte en el siglo en que vivió puedencasa Allan Poe avalar la definición que Broncano da de Poe en la introducción como “romántico peculiar”, sino que la propia obra del poeta será la que reclame este apelativo. Nos hallamos ante un autor que relata la miseria moral del ser humano, víctima de sus propias obsesiones y que nos lleva a cuestionarnos la realidad en los límites de la cordura para preguntarnos dónde se encuentra la diferencia entre ficción y realidad. Y lo hará plasmando en sus creaciones una estética literaria sacada de la propia materia de su vida.

La teoría estética de Allan Poe, aun entroncando con los presupuestos básicos del Romanticismo, contiene notas diferenciales. Es, en primer lugar, un claro heredero del racionalismo del siglo XVIII y es a su vez, un precursor del “esteticismo” y la búsqueda del “arte por el arte” que pregonaría el Parnasianismo. Allan Poe entiende que hay una imaginación primaria equivalente a la percepción y una imaginación secundaria que elabora y transforma la percepción de las cosas para llegar a sus significados ocultos. Va más allá proponiendo que a través de la imaginación se puede atisbar la eternidad y entiende que para esa experiencia mística el medio ideal será la poesía aliada con la música. La poesía tiene así más que ver con los sentidos que con la mente y su objetivo será recordar “la belleza del universo”, que es “la verdad” subyacente en las cosas que pueblan el mundo.

Otras características de la poesía serán las de no ser moralizante, no ser lógica y ser “original” en su renovación constante.

El proceso de creación poética no se debe a la inspiración repentina y su producto responde a “un proceso lógico y racional”. Nos encontramos así ante un Poe visionario y un arte que trasciende la realidad cotidiana a través de la intuición y, a su vez, un Poe racionalista que entiende el poema como la respuesta a un proceso lógico, pudiendo ser analizado para explicar su funcionamiento. Esta es la gran contradicción.

Continuando con Edgar Allan Poe y sus características como poeta, subrayemos:

1.- Es un poeta sonoro y simbolista de ritmo cadencioso e imágenes sorpresivas.

2.- Sus obras están impregnadas de un profundo tono existencial, manifiesto de forma más evidente en las creaciones de sus últimos años.

3.- Recrea mundos imaginarios poblados de sueños y sufrimientos en los versos sobre la infancia perdida, sobre la amada muerta, acerca de la soledad, los deseos (entre ellos, la inmortalidad) y el ansia de belleza.

El legado narrativo de Edgar Allan Poe consta de una novela y setenta relatos breves en los que trata temas científicos y pseudo científicos, de misterio, aventuras y gótico, al que pretende parodiar. Entre sus recursos encontramos, por supuesto, la parodia como herramienta que propicia el efectismo a través de los excesos y exageraciones. Pero Poe va más allá y subvertirá el género gótico para convertirlo en un vehículo de exploración psicológica de la que será un precursor con la preocupación prestada por la subjetividad de la percepción de la realidad.

Del total de los ocho relatos recogidos dejemos unas palabras sobre el de “El gato negro” que da título al libro. No es el que me haya gustado más, pero sirve bien como modelo. Como el resto de relatos, “El gato negro” está escrito en un estilo sencillo y directo, sin grandes descripciones ni elucubraciones. La forma en que lo presenta es una confesión judicial en la que el acusado no defiende su inocencia, sino las razones que lo llevaron al crimen. El protagonista se convierte en víctima del alcohol y sufre sus consecuencias. Padece manía persecutoria y otros síntomas esquizofrénicos. Allan Poe crea una compleja metáfora del intrincado funcionamiento de la mente y reconoce la existencia de la perversidad innata y de la bondad del ser humano.

En el relato afloran características personales de Allan Poe, como la frustración infantil sufrida al ser ridiculizada su bondad por los demás lo que le lleva a depositar su confianza en los animales, retirándola de las personas. De ahí su admiración y devoción por los gatos.

El-gato-negroEl gato negro del relato representa al personaje dominado por “el instinto de perversidad” entendida como la tendencia a hacer conscientemente el mal. Está narrado en primera persona y el gato encarna el elemento mágico o misterioso de la historia que se desarrolla en un espacio cerrado de la acción. Se presenta una duplicidad de niveles, el consciente y el subconsciente y se expresa el deseo de racionalizar lo irracional para justificar lo injustificable. La presencia de la muerte es palpable y se materializa intentando ocultar el crimen mediante el emparedamiento.

Pues bien, si los clásicos son aquellos que consiguen reformular y reactualizar los géneros para ponerlos al servicio de nuevos fines, como hizo Miguel de Cervantes con las novelas de caballerías, podemos afirmar que Edgar Allan Poe lo es de igual modo con el género de la novela gótica y de misterio. Un clásico.

González Alonso

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s