El gato negro y otros cuentos de horror.- Edgar Allan Poe

El gato negro y otros cuentos de horror
Edgar Allan Poe

Aula de Literatura –  Vicens Vives – Barcelona, 2003

libro de Allan PoeEste libro, bien impreso y con ilustraciones a color, no sólo es interesante por el contenido de las historias que recoge de Allan Poe, sino porque está pensado para cualquier estudiante de Literatura incluyendo una serie de propuestas de trabajo con una serie de textos auxiliares y algunas claves para determinados cuentos, así como el estudio de las fuentes documentales, además de unas buenas propuestas de trabajo para el análisis literario. No sólo eso, sino que a los cuentos les precede una amplia introducción con información muy sucinta sobre la vida de Edgard Allan Poe y las circunstancias que hicieron de él un escritor notable; se incluye, también, las reseñas de los cuentos recogidos en el libro con los sucesos, ambientes y escenarios que motivaron su escritura.

Edgar-Allan-Poe-Boston-Baltimore_1301579944_91477976_667x375Un libro, en fin, para disfrutar y aprender. Y un libro que nos sirve de pretexto para la ocasión de hablar de su autor, el escritor y poeta del siglo XIX, de ascendencia irlandesa,  hijo de actores de una pequeña compañía ambulante. La muerte prematura de su padre lo lleva a ser adoptado por una familia acomodada, de la que tomará el apellido Allan, y recibirá una educación esmerada; lo que nunca recibirá, en cambio, será la simpatía de su padrastro que había aceptado la adopción por imposición de su esposa, la cual sí quería a Edgar y siempre le profesó su cariño. Los problemas crecientes con su padrastro  lo llevarán a romper con él y tener serios problemas con la bebida. Tal vez esta circunstancia influyera en la leyenda negra que se orquestó sobre Poe retratándolo como “un genio libertino, malogrado por el vicio, enloquecido por el abuso del alcohol y las drogas, una mente enferma que transcribía en sus relatos las alucinaciones y los delirios de los que era víctima; un hombre, en fin, dominado por la perversidad y la envidia, como muchos de los personajes que pueblan sus narraciones” (pág. 21).

Tomemos, aparte de los relatos contenidos en el libro, los aspectos más relevantes que Manuel Broncano nos deja en su magistral introducción. Sigue leyendo

Almagro, capital del teatro clásico, a la altura del verano de 2021

Almagro, a la altura de 2021

ALMAGRO 2021Es tiempo de volver a Almagro. Verano, a veces en extremo riguroso, otras más amable y benigno con mañanas frescas y noches serenas. Y el teatro. La cita estival con lo mejor del teatro clásico en la capital del teatro, dicho sin eufemismos y sin complejos, de España y aún del mundo.

Las puertas y portalones de las fachadas blasonadas de las casonas y palacios de Almagro se abren de par en par al teatro para que entre en los patios, así como en los claustros universitarios y de las iglesias. Este verano de 2021, todavía sacudido por la pandemia del coronavirus, la cita se ha repetido en el mes de julio, con medidas de precaución para evitar los contagios, con prudencia, pero con el mismo afán, empuje y pasión de siempre.

En esta ocasión y en un fin de semana, pudimos celebrar la magia del teatro con tres representaciones: Adiós, dueño mío, de María de Zaya; Castelvines y Monteses, de Lope de Vega; y El último corral, de J. Mañón.

Este año de gracia de 2021, Almagro acoge como país invitado a Portugal con el título “El Siglo de Oro Ibérico: Portugal y el Teatro Clásico Español”, y a la Comunidad Autónoma de Navarra con su música, danzas y tradiciones.

sor ana de la trinidadEl objetivo de esta edición es el de dar visibilidad a las mujeres del Siglo de Oro y hacer un reconocimiento de su obra. En su presentación en Lisboa, se hizo bajo el lema “Y el tiempo breve pasarás en flores”, de Sor Ana de la Trinidad (1577/1613), riojana, que siguió el camino místico de San Juan de la Cruz y Santa Teresa. Murió con apenas 36 años de edad y nos dejó una exquisita producción lírica en la que utilizó la fórmula estrófica del soneto y de la lira, retomando la tradición petrarquista. De sus pocos escritos conservados se pueden leer comentarios que valoran “la dulzura de su poesía, pulcritud, expresividad, sensibilidad y sensualismo”, y en cuanto al lenguaje se dice que era “veloz y enfático, aunque condensado, enigmático, culterano, abstracto y conceptual”. Sigue leyendo

El escándalo de los manuscritos del mar Muerto.- Michael Baigent y Richard Leigh

El escándalo de los manuscritos del mar MuertoQUMRAN
Michael Baigent y Richard Leigh

Traducción de Mariano Casas
Círculo de Lectores.-Barcelona 1992

El libro “El escándalo de los manuscritos del mar Muerto”, estupendamente traducido, se presenta con el subtítulo un tanto pretencioso de “Las revelaciones que hacen temblar al Vaticano”. No es para tanto. Creo que el Vaticano, si tiene que sentirse amenazado, no lo va a ser por la revelación del contenido de estos manuscritos encontrados en el entorno de Qumran;  la fe de los cristianos en general y de los católicos en particular va a seguir siendo inconmovible y fiel a la versión oficial de la Iglesia sobre la vida de Jesús y el nacimiento del cristianismo. Pero esto no quiere decir que no haya precaución y cuidado en explicar cualquier fuente histórica, antropológica o arqueológica, sobre el tema del cristianismo. Incluso no se deja de lado una custodia extremadamente celosa de cualquier documento que pueda poner en tela de juicio la doctrina de la Iglesia y sus dogmas.

wadi-qumran-where-theEsto es lo que parece haber ocurrido y, en cierto modo, estar ocurriendo con estos documentos sobre los que surgen toda clase de dudas, empezando por las posibles fechas de su datación.

El libro, básicamente, se divide en tres partes bien diferenciadas, pero que concurren en una misma idea: la Iglesia Católica quiere explicar un relato a través de los científicos y expertos a los que se han entregado los documentos, todos – excepto uno – religiosos católicos, y que ese relato no entre en conflicto con la historia del cristianismo oficial.

La primera parte, muy extensa y minuciosa, es todo un memorándum sobre el descubrimiento de los manuscritos, su explotación, tráfico y posesión, luchas para mantener el privilegio del acceso a sus contenidos y su ocultación durante décadas por parte de la Iglesia Católica con el consentimiento interesado de los gobiernos israelíes.

……….calendario.manuscritos

La segunda parte contiene algunas de las supuestas revelaciones de los manuscritos que relacionan a la Iglesia cristiana primitiva con Qumran. En este sentido dejarían de ser propuestas originales de Jesús algunos ritos como el del pan y el vino en la Última Cena o la oración del padrenuestro, entre otras que aparecen reflejadas en las costumbres de la comunidad de Qumran y que forman parte de los ritos de la Iglesia actual. Es destacable igualmente la coincidencia de que fueran doce los apóstoles de Jesús e igualmente doce los hombres que dirigían la comunidad de Qumran, con tres más o posiblemente tres de los doce, que formaban el comité dirigente. Cuestiones, en fin, que parecen apuntar a una continuidad de las formas organizativas, ritos y creencias de esta comunidad asentada en las inmediaciones del mar Muerto y la de la Iglesia cristiana primitiva.

qumran1La tercera parte es un intento de reconstrucción histórica del origen del cristianismo vinculado a la comunidad de Qumran. En este caso, los datos y las conjeturas se intercalan e intercambian con idéntico valor explicativo. Se hace hincapié en el papel de Pablo de Tarso frente a Santiago en la reformulación de la historia de Jesús, en la atribución de su divinidad y en la doctrina predicada de sus enseñanzas. La versión de Pablo prevaleció ante las posturas de Santiago o de Juan el Bautista más vinculadas a la ortodoxia judía del Templo y la observación de la Ley. Se presentan las distintas sectas judías, zelotes, esenios, sicarios, nazarenos, etc. y sus luchas violentas entre sí y contra Roma. El mismo Jesús –a pesar de las interpretaciones de Pablo- participa de esa violencia en episodios como el de los mercaderes del Templo, y entre sus discípulos hubo algún zelote y discrepantes como Judas Iscariote, que entendían el mesianismo y su liberación de un manera literal en su enfrentamiento a Roma y a los judíos que se apartaran de la observancia estricta de la Ley. Jesús es anunciado por una estrella, alegoría del  Mesías, como restaurador de la Ley y liberador de su pueblo; estrella que permanece como símbolo en la bandera de Israel y que siempre lo ha sido del pueblo judío en cualquier lugar del mundo. Esta estrella de los judíos proviene de una profecía del Libro de los Números: “De Jacob avanza una estrella, un cetro surge de Israel”. Se entendía así que la Estrella o Mesías rechazaría a los ejércitos invasores junto a los “pobres” o los “justos”. Esta misma estrella aparecerá en los papeles del mar Muerto en el “Documento de Damasco”. Y será la misma estrella de Belén, como ya se ha dicho, anunciadora del nacimiento de Jesús, el Mesías.

De la actitud violenta de Jesús se citan dos textos de Mateo:
No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No he venido a traer paz, sino espada. Sí, he venido a enfrentar al hombre con su padre, a la hija con su madre…(10: 34-35)
No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento… el cielo y la tierra pasarán antes que pase una io una tilde de la Ley sin que todo suceda. Por lo tanto, el que traspase uno de estos mandamientos más pequeños y así lo enseñe a los hombres, será el más pequeño en el Reino de los Cielos”

El papel de Pablo parece resultar decisivo en la construcción del cristianismo tal y como lopablo-conversion conocemos. Pero, según vemos que anticipó Jesús, su lugar en el cielo sería más bien pequeño. Este judío que en su primera etapa trabajó para Roma y para la corriente oficial del judaísmo persiguiendo y dando muerte a los cristianos de la Iglesia primitiva, sufre milagrosamente una conversión y pasa a ser un predicador muy activo y reclutador de nuevos creyentes. Sufrió, entre otros, los ataques de los judíos ortodoxos y casi lo matan; pero –oportunamente también- es salvado, rescatado y puesto a salvo por los romanos. Su papel parece haber resultado decisivo para el desarrollo de la Iglesia con el éxito posterior de sus predicaciones y formulaciones de las bases del cristianismo. Sigue leyendo

Reseña literaria en ABC del libro «Testimonio de la desnudez»

En 2015 el poemario «Testimonio de la desnudez» fue reconocido con el Premio Treciembre en su segunda convocatoria. La edición del libro corrió a cargo de la Fundación Jorge GuillénUrueña Villa del Libro y la Diputación de Valladolid, y a la publicación le siguieron una serie de presentaciones, entre ellas la llevada a cabo en Matadero Madrid. A seis años de la feliz aparición del poemario, recojo el eco de una noticia de prensa:

Con fecha de 31 de octubre de 2015, en el apartado Artes & Letras-Castilla y León del diario ABC, aparece la reseña literaria sobre el libro de poemas «Testimonio de la desnudez» firmada por Luis Enrique Valdés Duarte que recoge, entre otras cosas, la mención al premio Treciembre 2015 y consideraciones sobre el libro y el autor, como las que siguen:

…[ ] desde la niñez a la madurez -con locuras, tragedias, amores, desengaños, políticas, aprendizajes y olvidos-, el testimonio del tiempo, de las personas y de las cosas resulta conmovedor, precisamente, por su desnudez. Hablamos de una aseveración en torno a algo que se muestra en estado puro o natural como verdad poética [  ] Nos topamos con lo más íntimo del yo de Julio González que prendió en su niñez leonesa en La Pola de Gordón con palabras llenas de giros insustituibles [  ] y de aquí arranca el sueño del hombre que más tarde cuajó en categorías poéticas para entenderlo todo como un fenómeno experimental. Por esto mismo, porque es poeta de esencias naturales, la poética de Julio González Alonso nos parece limpísima y de honestidad comunicativa [  ] y estamos ante el hombre que se rinde a la desnudez conceptual más pura en una poética elemental. Observamos cómo aquí la carne, por ejemplo, nunca es humillada, sino que cultiva su mundanidad con aquella limpieza virgiliana que tiene olor y apego terrestre como un sarmiento o un campo de trigo. Y percibimos, finalmente, cómo este testimonio se construye en un orden casi geométrico que busca la verticalidad de la palabra «de la raíz al cielo», como escribe el propio poeta.

Una noticia feliz, un bello comentario sobre unos poemas que ya están fuera del alcance del autor, entregados al alma y los ojos de los lectores.

González Alonso

Una ciudad de la España cristiana hace mil años.- Claudio Sánchez Albornoz

LEÓN1Una ciudad de la España cristiana hace mil años
Claudio Sánchez Albornoz

Prólogo de Ramón Menéndez Pidal

Ediciones Rialp, S.A. – Madrid
Novena edición, 1982

Empezando el libro por las páginas del prólogo, empiezan también las sorpresas; R. Menéndez Pidal no sólo recrea el habla del leonés en jugosos diálogos, sino que apunta a las causas por las que no prosperó ante el castellano y en la forma en que los leoneses percibían el modo de hablar de los castellanos: “El castellano sonaba a los oídos leoneses como algo bastante extraño; sonaba a lengua extravagantemente modernista, que repugnaba al espíritu más tradicional de un leonés culto: en el principal centro cortesano y político de la Península el castellano era tenido por dialecto bajo o demasiado familiar.” En el terreno lingüístico queda demostrado que el uso del leonés, como lengua romance, era la usada en la corte leonesa valorada como más culta y que se tenía la impresión de que los castellanos “hablaban mal”.

sanchez_albornozSobre el contenido del libro que nos regala Sánchez Albornoz, lo primero que me sale decir es que si algún director de cine quisiera hacer una película, ya tiene el trabajo hecho sólo con seguir sin quitar ni poner nada la pormenorizada exposición del autor. Siendo la obra de un historiador riguroso como lo fue Claudio Sánchez Albornoz; siendo una obra muy fundamentada en la cual cada detalle, nombre, frase, uso o costumbre, encuentra su referencia histórica y documental, es, sin embargo, una obra amena, entretenida y de la cual, por supuesto, se extraen muchos conocimientos y que permite casi ver cómo era la vida cotidiana de nobles y plebeyos en León cuando se constituyó en la capital del reino cristiano más poderoso del siglo X. Sigue leyendo

«Ruido de ángeles», artículo de Alonso de Molina en la revista «De Sur a Sur»

imageRuido de ángeles. Poesía de Julio González Alonso

Ruido de ángeles
Poesía de Julio González Alonso
Por Alonso de Molina

Julio González Alonso, poeta leonés residente en Bilbao y, desde hace muchísimos años, pasa grandes periodos en Almería, bien en interior, bien en la costa; es un empedernido enamorado del Cabo de Gata y conoce al dedillo todos sus rincones, donde suele realizar frecuentes caminatas y recorridos senderistas en los que no falta la poesía: naturaleza y poesía, o, dicho de otra manera: POESÍA EN ESTADO NATURAL.

Julio González Alonso, es además un apasionado y experto conferenciante de la obra de Cervantes, El Quijote. Y junto a otro gran poeta y amigo, Julián Borao, es el promotor de las Noches Poéticas de Bilbao, y ha intervenido, además, en varias ocasiones en los Velorios Poéticos de Almería, ahora pausados por este asalto vírico que no sabemos ni cuando acabará ni adónde nos llevará.

angel-de-la-pazTras sus anteriores libros, LUCERNARIOS Y TESTIMONIO DE LA DESNUDEZ, a mediados del pandémico año 2020, ha publicado su tercer poemario: RUIDO DE ÁNGELES, un poemario sobrecogedor que nos remueve por dentro, nos empuja a reflexionar sobre el origen de la violencia y consigue despertar nuestro compromiso de repulsa ante los abusos y hostilidades que desde la noche de los tiempos, y con la religión casi siempre como excusa, siguen predominando en muchos lugares del planeta: Palestina, Afganistán, Irak, Yemen, Siria… Nada justifica la violencia, pero, lamentablemente, la injusticia y la desigualdad generan violencia. Violencia que se viene ejerciendo de mil maneras diferentes; RUIDO DE ÁNGELES del poeta Julio González Alonso, repulsa, sí, ante los abusos y hostilidades a todo lo que no sea igualdad, paz y solidaridad. Sigue leyendo

«Ruido de ángeles», según Florencio Gutiérrez Peña

Florencio Gutiérrez Peña, abogado y Doctor en Derecho con importante obra publicada en su campo, además de dar a la luz trabajos como “Sobre las Cortes de Cádiz y la Constitución de 1812” o el libro “Poesía”, publica en los foros de La Comarca de Gordón este artículo de manera simplificada que aquí reproduzco íntegramente, sobre el libro “Ruido de ángeles”. En este mismo cuaderno encontraréis una entrada sobre su obra y su persona: Florencio Gutiérrez Peña.

Ruido de ángeles

Descubrimientos y análisis de la obra por Florencio Gutiérrez Peña

El poemario de Julio González Alonso, titulado Ruido de ángeles, editorial Vitruvio, 2020, es un libro que, por su valor poético, está llamando la atención sobre sus versos. El volumen comprende una colección de 70 poemas, estructurados, ordenados y distribuidos en 4 rúbricas, a saber: 1. De los justos (15 poemas); 2. La vida me mira (19 poemas); 3. Compromisos (19 poemas); y, 4. Las otras inocencias (17 poemas). Anotemos, de paso, que otros libros del poeta son Testimonio de la desnudez y Lucernarios. Una parte de su poesía la conocemos en este foro desde 2007, si no me equivoco, cuando empezó a publicar poemas sueltos en este Rincón Literario, que hoy prestigia con 52 de su autoría, algunos de los cuales, cuatro, aparecen incluidos en el libro Ruido de ángeles.

 Como no soy filólogo, ni crítico literario, no tengo los conocimientos para hacer un análisis formal de textos, o de alta crítica teórica de ningún libro de poesía, y, por tanto, en este sentido, tendría que cerrar el pico. En verdad, de poesía sé muy poco, esto (tal como yo la entiendo): que no hay verdadera poesía sin emoción, sin hacernos sentir, sin hacernos pensar, si los versos no dicen cosas al conocimiento, al corazón y al alma. Al cabo, si no nos proporcionan una visión del hombre, de la vida y del mundo más rica. En lo que sigue, mi interpretación es personal y subjetiva, por tanto, en lo que digo, mera glosa sucinta, que no comentario, solo me expreso yo. Y no voy a hacer referencias a poemas, salvo unas pocas excepciones.

Dicho lo cual, a mi entender, Julio González es un poeta que no teje versos por juego o por entretenimiento propio, para pasar el rato o hacérselo pasar a sus lectores con resultado simplemente placentero, o que leídos deja tal cual al lector; no es una poesía decorativa. En su obra poética hay una meditación del mundo y de la vida, a la vez. En la selección de poemas que integran Ruido de ángeles, los versos del poeta, creo yo, son portavoz del espíritu de su autor y trasuntan una manera de ver y sentir el mundo, como escenario real, que le es propia, sin ser poesía confesional. Es una poesía anclada en la realidad, en el tiempo en que vivimos, en la vida inmediata, en el hoy y aquí, en el transcurrir del vivir, es decir, una poesía de nuestras vidas cotidianas, sin orillar la herencia emocional del tiempo pasado y las realidades interiores de su ser, que travesean el poemario, con versos espléndidos y, a veces, de serena conmovedora emoción, como, por ejemplo, en el poema Expediente 5 de junio. No hay retórica sino esencialidad de la palabra y estilo explícito. En el diseño constructivo de los poemas, en lo lingüístico predomina la sencillez y la naturalidad, con el uso de vocablos patrimoniales comunes, que posibilita una comunicación más directa y eficaz de la dicción poética, haciendo el canto asequible a todos (la poesía es comunicación), sin mengua de fuerza creadora, de significaciones, de precisión en la emisión verbal, ni de ritmo lírico. Cada poema tiene su motivo propio, su lenguaje, su colorido y su belleza. La conciencia de temporalidad, la señala el poeta cuando en el poema Os hablo a vosotros, dice: “Yo vivo en el tiempo de los péndulos de los relojes; yo os hablo con la lengua viva/de los días/de los calendarios…”. Sigue leyendo

Tiempo al tiempo en el Quijote. Una novela mágica de verano

Tiempo al tiempo en el Quijote. Una novela mágica de verano
Julio González Alonso

Cuando don Quijote se echa a los caminos manchegos y del mundo era un día “de los calurosos del mes de julio” (I,2) y en un año de sequía en el que “habían las nubes negado su rocío a la tierra” y, tal como se hacía todavía en los años 60 del pasado siglo, eran frecuentes las rogativas y procesiones implorando a los cielos la lluvia (II,52). Nada nuevo bajo el sol de la España actual y la de hace 400 años largos.

El caso es que, según Miguel de Cervantes, la epopeya quijotesca se produce en los límites de un verano eterno, que era el tiempo más favorable para pasar las noches al raso o patear los caminos y calzadas del siglo XVII. Por eso, nada más dar entrada a la novela y salida en solitario de su casa al hidalgo Alonso Quijano (I, 2) con la decisión de hacerse armar caballero en el primer castillo a mano que encontrara, se nos dice que tal cosa ocurre bajo el calor de un día del mes de julio, tal y como ya se ha mencionado. Estará fuera de casa un día y medio y volverá a ella como el caballero don Quijote de la Mancha. Luego, quince días más tarde y acompañado ya por un escudero, el campesino Sancho Panza, iniciará la segunda salida.

Sigue leyendo

La (im)pertinencia del poema

poesias-t-e1490119988564

La (im)pertinencia del poema. Decálogo de andar por casa.

Se nos presenta a menudo la incómoda cuestión de establecer la bondad de un poema y su calidad; es decir, determinar su pertinencia o impertinencia como poema y su valor poético. Y casi siempre nos perdemos en un mar de dudas y vaguedades para concluir de manera precipitada en la apelación al arbitrio del lector que descansa en el único criterio del gusto personal. No parece haber manera así de juzgar con cierta objetividad el valor intrínseco de un poema y la valoración del mismo no sale de los estrechos argumentos de la subjetividad, tanto del lector según su sensibilidad, formación, cultura, edad y gustos, como del autor al cual, además de lo enumerado, atribuimos sus motivaciones. En esas estamos.

Hoy, día que apunta al verano con sus soles y cantos de pájaros, me he detenido un rato a pensar que todo aquello que no resulte pertinente será, en definitiva, impertinente; y por tanto, en cuanto a lo que se refiere a los criterios que personalmente sigo a la hora de enfrentar la lectura de un poema y los requerimientos a la hora de escribirlo, he creído oportuno reflexionar sobre las exigencias propias –que podrían ser, en algunos casos, también ajenas- para determinar que un poema es bueno o no lo es, si es pertinente o impertinente, al margen del estilo, siempre que el estilo –aparte de mis gustos o preferencias- presente un debido grado de consistencia. Y así nace este decálogo de andar por casa: Sigue leyendo

Los ejercicios de devoción.- Abate de Voisenon

2d4b37dcc5a9eb6fe0f4df55f4822d665b15dLOS EJERCICIOS DE DEVOCIÓN
del caballero ENRIQUE ROCH
con la señora DUQUESA DE CONDOR

Obra escrita en francés por el famoso y libertino
ABATE DE VOISENON
de alegre memoria y puesta en castellano por
JOAQUÍN LÓPEZ BARBADILLO

Akal Editor
Edicción faccisimil.-Madrid, 1978

El libro del que os doy cuenta puede considerarse entre los raros y curiosos. Como se desprende del título y portada, el contenido trata en tono irónico sobre las costumbres libertinas del siglo XVIII francés, imbuido de las enseñanzas de Voltaire y  las ideas de la Ilustración.

Con un desparpajo y soltura envidiables, estos ejercicios de devoción se convierten en las más finas imágenes del erotismo y la sensualidad desbordadas, en una crítica a la moral religiosa y el modo de burlarla y dar rienda suelta a los sentidos. Así, mientras coincide la pareja disoluta en casa de la dama protagonista, y en ausencia del marido por razones que no hacen al caso, se entregan con fervorosa pasión a la oración y los ejercicios de espiritualidad religiosa, encontrando a cada paso ocasión, pretexto y justificación de poner en práctica sus sueños eróticos.

Sorprenden el refinamiento y las costumbres licenciosas de la nobleza y la burguesía francesas del XVIII, refinamiento y costumbres que no creo superadas actualmente.

González Alonso